envía tu poema, foto y breve bio a luxlua@hotmail.com y/o tu narrativa (hasta mil palabras) a este mail: reinalagarta@gmail.com FOTOS EN JPG Y ESCRITOS EN VERSIÓN WORD ¡BIENVENIDO! - Seguinos en Twitter: @blogdepoetas

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE
Sumate a la comunidad haciendo click en la imagen

viernes, 27 de julio de 2012

ADIÓS por ANDRÉS GRENOUILLE


Adiós  
oración para mi tía Chela

Ahí, tras la sombra de la puerta entreabierta y despintada,
Sentada en un maltrecho asiento de madera y cuero,
Ahí, con sus gruesos lentes y humildes vestiduras,
Esa negra de cabellos plateados,
Tan fuerte, Tan viva,
Recordaba infinitas historias;
Frente a ella yo,
Muy atento la escuchaba y admiraba su rara cabellera,
Como con vida, como ardiente fuego;
Ahí, bajo el aroma del café mi mirada se iba furibunda 
En un intento de penetrar los gruesos vidrios y llegar a sus ojos,
Ojos que el infortunio hace mucho dañó sin remedio.

Esa misma,
Mujer virtuosa,
Tan admirable,
Tan amada,
Ahí estaba,
Ahí indignamente tirada,
Olvidada en una fría camilla,
Padeciendo igual que muchos,
Todos apiñados en la sala maldita de un hospital muerto,
Donde ninguno escapará de perecer,
Donde todos en fallido intento me miran de consuelo,
Y con tétrica e hipócrita sonrisa muestran su dolor,
Colosal, contagioso dolor.

Ahí ella,
Ya no tan fuerte,
Ya no tan viva,
Desorientada pero enterada de lo inminente,
Se entregaba a la inmensa paz de la muerte;
Ella, sin pronunciar palabra me hizo entender su decisión,
Más bien deseo;
Una vez más se me hace tan claro que dios no existe,
Una vez más sé que nada es justo,
Que no tiene por qué serlo.
De pronto un frío puño me atraviesa y roba el aire,
Y las lágrimas caen sin que nada las detenga,
De pronto me siento tan vulnerable,
Tan diminuto e insignificante,
Ahí, una vez más, aborrecí la puta vida,
Fui odio e impotencia,
Fui tristeza y dolor.

Desde la oscura agonía asomaba su mano
Y sus dedos rozaban la tranquilidad que se acercaba,
Como la efímera brisa que cae al sediento moribundo,
Ahí, mi negra querida partía sin vuelta,
Ahí, sus ojos desnudos por fin veo y siento,
Y me dicen adiós

ANDRÉS B.GRENOUILLE

5 comentarios:

LA CRUDA VERDAD DEL ALMA dijo...

Andrés querido: sentidas palabras a un ser sin igual que marcó tu vida. Ella seguirá viviendo en tu corazón...Bellas letras, como siempre...Besos...Any

LA CRUDA VERDAD DEL ALMA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maricruz Díaz Llerena dijo...

Un delicia conocer de sus versos poeta, al pie dejo mi afecto y admiración.

Maricruz Díaz

Andrés Bastardo Grenouille dijo...

Muchísimas gracias Ana, amiga, por ser esa mujer de largos brazos que desconocen categorías y represiones.

Y gracias a la poeta, que me infla el pecho con su elogio y esa título que sólo en el eco toma valor.

Any, amiga, estoy bien. Mejor que nunca. No podía creer cuando me contaron de tu llamada.Gracias.

De esta semana no paso, lo prometo, me embarga el tiempo la búsqueda de labor, pero hoy o mañana te envió unos versos para compartirte.

El amor me ha hecho libre mujer, libre y grande. No ha lugar para preocupaciones. Te mando un abrazo rompecostillas.

Susana Falcòn dijo...

Andrès, disfruto mucho con tu escritura, me deja justo al borde de todas las sensaciones, leerte es un placer... cariños